Prevención de Riesgos Laborales

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

GINSO tiene difundida su política preventiva en todos sus centros. En ella, además de declarar su compromiso de cumplir con las obligaciones y principios en la materia, se compromete a extender la cultura preventiva incluso a los usuarios de centros, es decir, menores internos.

         Para ello, debido al volumen de su plantilla, en el año 2007 la Asociación GINSO constituyó un Servicio de Prevención Propio para las especialidades técnicas de Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía/Psicosociología Aplicado, acreditado en las comunidades autónomas de Madrid y Andalucía, concertando con Servicios de Prevención Ajenos la especialidad de Medicina en el Trabajo en función de la demarcación geográfica de los centros. En la actualidad, dicho servicio se encuentra mancomunado con otras entidades dedicadas a la integración social, pasando a denominarse SPM-GINSO, y se haya integrado en el Área de Salud y Prevención de GINSO, disponiendo de técnicos de prevención de riesgos laborales en cada provincia, apoyos administrativos y un Coordinador del Servicio de Prevención de ámbito nacional.

Todos los centros gestionados por GINSO cuentan con Delegados de Prevención. La participación y consulta de los trabajadores en materia de seguridad laboral se completa con la constitución de Comités de Seguridad y Salud, los cuales se reúnen trimestralmente de manera ordinaria. Todos los años se postulan objetivos generales y específicos, cuyo cumplimiento se describe en las correspondientes memorias anuales. De todos ellos, el principal es la reducción de siniestralidad laboral  y la protección de grupos específicos de riesgos tan importantes en la organización como la maternidad y los menores de edad.

Todos los centros disponen de evaluaciones iniciales generales, así como de revisiones periódicas, realizadas a partir del método desarrollado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Ministerio de Trabajo e Inmigración). Además, se han llevado a cabo acciones específicas, realizando mediciones ambientales de iluminación, temperatura, humedad, velocidad del aire, etc., así como dosimetrías de ruido y puestos representativos. Conforme a criterios del INSHT, se han iniciado evaluaciones de factores psicosociales en todos los puestos de trabajo de todos los centros.

Dentro de las medidas planificadas para eliminar o reducir riesgos,  destacan acciones informativas, formativas, instrucciones de trabajo, señalización, entrega de equipos de protección individual. Además de la formación básica y específica en PRL (pantallas de visualización de datos, manipulación manual de cargas, etc.), se imparten acciones formativas de capacitación con medios propios (manipuladores de alimentos) o ajenos (prevención y control de legionelosis), así como acciones complementarias (seguridad vial, prevención del estrés, intervención en situaciones conflictivas, etc).

Respecto a las actividades para el control de riesgos, se realizan periódicas inspecciones y revisiones de seguridad, mantenimiento preventivo, observaciones de trabajo, controles de orden y limpieza, vigilancia de la salud de los trabajadores, control de riesgos higiénicos, control de riesgos ergonómicos y psicológicos, comunicación de riesgos y propuestas de mejora, seguimiento y control de las medidas correctoras (planes de actuación), y permisos para trabajos especiales (como por ejemplo, de trabajo en espacios confinados).

En este sentido, cabe destacar, debido a su alcance entre trabajadores y usuarios, que el capítulo de control de riesgos higiénicos se ha desarrollado (a diferencia de los servicios de prevención convencionales) en varias direcciones gracias al perfil profesional de carácter sanitario de los integrantes del servicio, como por ejemplo:

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ALIMENTARIA

-     POTABILIDAD DEL AGUA

-     LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

-     DESINSECTACIÓN Y DESRATIZACIÓN

-     ESPECIFICACIONES DE SUMINISTROS Y CERTIFICACIÓN DE PROVEEDORES

-     TRAZABILIDAD, RASTREABILIDAD Y LOTEADO

-     FORMACIÓN DE MANIPULADORES DE ALIMENTOS

-     MANTENIMIENTO PREVENTIVO

-     GESTIÓN DE RESIDUOS

-     GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS DE FABRICACIÓN Y MANEJO.

-     ANÁLISIS DE PELIGROS Y PUNTOS DE CONTROL CRÍTICOS

 

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES INFECTO-CONTAGIOSAS

-     CALIDAD DE AGUAS DE BAÑO DE PISCINA.

-     PREVENCIÓN Y CONTROL DE LEGIONELOSIS.

-     INSTRUCCIONES (por ej.: hpA, hpB, hpC, VIH, tuberculosis, sarna, etc.).

-     PLANES ESPECÍFICOS (por ej.: gripe A /H1N1)

 

 

 

 

 

 

 

Con relación a la planificación de actuaciones frente a cambios previsibles, se prevé la actuación frente a nuevos proyectos, modificaciones de instalaciones, procesos o sustancias, adquisiciones de máquinas, equipos de trabajo y productos químicos, así como respecto a la seguridad de equipos e instalaciones fuera de servicio mediante su consignación. De especial relevancia son las acciones encaminadas a la protección de trabajadores de grupos especiales de riesgo, destacando la protección de la maternidad, mediante un procedimiento que incide sobre la trabajadora embarazada, con parto reciente o en período de lactancia, de gran representatividad en el conjunto de la plantilla de GINSO, incorporando todas las actualizaciones normativas y criterios técnicos recomendados hasta la fecha;  y la protección de trabajadores menores de edad, por su importancia en el seno de los diversos programas de inserción laboral. Por último, la concurrencia de trabajadores de varias en empresas en los centros gestionados por GINSO, lleva consigo el cumplimiento de la normativa específica, en materia de coordinación de actividades empresariales, mediante la implantación de un procedimiento específico.

Los sucesos previsibles también se encuentran incluidos en la planificación, por lo que los centros disponen de planes de autoprotección (evacuación y emergencias), que contemplan contingencias que van más allá del incendio intrínseco de las instalaciones, como por ejemplo (terremoto, nube tóxica por accidente de mercancías peligrosas en carretera o por incendio forestal, aviso de bomba, tumulto social, enfermedad repentina, heladas, nevadas, etc.). Dichos planes se encuentran coordinados con los parques de bomberos de la demarcación, e incluso en caso de evacuación total con la fuerza pública e instituciones penitenciarias. Por otro lado, para garantizar la evacuación en condiciones adversas de movilidad, los dispositivos de intervención han sido suplementados con equipos de respiración autónomos y capuchas con filtro de monóxido de carbono. La elaboración e implantación de estos planes (información, formación, simulacros, seguimiento, etc.) supone una aportación directa extra de este servicio de prevención respecto a lo habitual en otras empresas.

La gestión de primeros auxilios no se circunscribe a la formación en la materia y mantenimiento de botiquines, sino que implica la asistencia de los servicios médicos de centro, como técnica reactiva de prevención, identificándose dolencias que puedan surgir con especial incidencia entre la población de trabajadores y usuarios; proponiéndose las correspondientes medidas correctoras más adecuadas.

 

 

En materia de control de la siniestralidad, todos los centros disponen de un procedimiento implantado y perfectamente integrado en la organización, que permite el inicio de las investigaciones de todos las accidentes e incidentesen menos de 24 horas; y de cuyo análisis se desprenden acciones contra los principales responsables de la accidentabilidad, como por ejemplo accidentes de tráfico y lesiones deportivas (véase gráfico de reducción del índice de incidencia en los tres últimos años).

El sistema de gestión de la prevención está diseñado de manera compatible con una futura certificación voluntaria de la norma OHSAS-18001, por ello consta de manual, procedimientos, instrucciones y registros. Éstos últimos son controlados mediante una aplicación informática de elaboración propia, específica de GINSO para todos los trabajadores de la organización y con un método que permite una gestión “multi-site” del sistema, facilitando sus posteriores auditorías.

Las bases de datos gestionadas cumplen lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999 de protección de datos de carácter personal, por lo que están perfectamente definidas, informadas y consentidas, identificados usuarios, equipos e instalaciones y protegidas. Todo ello, descrito en el correspondiente documento de seguridad y registrado en la Agencia Española de Protección de Datos.

Puesto que la planificación se inició hace más de un año, el sistema de gestión de la prevención ya fue sometido a la correspondiente auditoría legal obligatoria, por la entidad Bureau Veritas.

 

objetivos

Enfermería de Centro de Menores " La Marchenilla"
 
 
objetivos2
Curso de Formación en Prevención de Riesgos Laborales en el Centro "Tierras de Oria"